| contacta@parloitaliano.com | tel. 934-549124
Cine y literatura: Liliana Cavani y George Orwell

La literatura y el cine no tiene que ser considerados cómo disciplinas cerradas y limitada entre sus confines: son maleables y fluctuantes, pueden interaccionar, solaparse, copiarse, citarse; han de ser una clave para descodificar el mundo, para leerlo, una manera de vivir. El cineasta, en el momento de convertir un texto en película, parte de un material preexistente con la voluntad de crear una obra autónoma con estética propia. Se pueden distinguir dos tipos de adaptación cinematográficas a partir del texto: una adaptación “fiel”, aquella donde se respeta al pie de la letra el texto original de partida, sin modificaciones que lo mutarían o distorsionarían demasiado y una adaptación “libre”, donde los elementos esenciales y el “espíritu” del cuento se toman como punto de partida paraelaborar un guion cinematográfico con autonomía respecto a su origen y, a veces, totalmente diferente. La película I Cannibali es un claro ejemplo del segundo tipo. 

I Cannibali es una película de la segunda mitad de 1900 ambientada en un futuro indefinido. Como muchas otras películas y novelas ambientadas en el futuro, también ésta se refiere a un futuro distópico, en que, normalmente el estado toma el poder absoluto y su dictadura desemboca en episodios de violenciay represión mental. G. Orwell desarrolla la temática de la distopía en la novela 1984, en que la voluntad de parte del gobierno de controlar al pueblo degenera y se convierte en una represión cultural y física del individuo. El tema de una política distópica se encuentra también en la factoría de los animales, en donde Orwell muestra los efectos destructivos de una dictadura.

En la película de la Cavani hay un precisa referencia a la obra de G. Orwell: los animales cuelganen la pared unas reglas y frases que todo los componente de la factoría deben someterse y, en la misma manera, en una escena de la película se ve escrito “rebeldes = basura” y “los rebeles hacen vomitar” en una pared de la ciudad. En el imaginario futuro distópico de la película los cuerpos de los rebeles asesinados se dejan en las calle para que recuerden a las personas que no hay que rebelarse contra del poder y, como en 1984, los sistemas de comunicación de masa (televisión, radio) contribuyen en plasmar las mentes de la población. La historia de 1984 tiene valor universal, como el mito: cuenta un hecho que no ha sido, pero podría ser, muy cercano a nosotros, muy probable. La elección del lugar de ambientación  tiene mucho significado sea en la película, o sea en el libro. Orwell desarrolla la trama de su novelaen Londres capital de Oceanía, una Londres sórdida, sucia, bombardeada constantemente, ya en ruinas. Eso es claramente una advertencia: también en la cuna de la democracia, en el centro del sistema occidental, puede anidar el germen del totalitarismo.

La obra de Cavani elige Milán que siempre ha sido una de las ciudades principales de Italia y con más desarrollo económico e industrial, mostrándonosla gris, triste y oprimente, totalmente cubierta de cadáveres, tanto que la gente, adicta, casi no los nota, y continua indiferentemente su vida esquivando los cuerpo de los muertos. Nos presenta una Milán oscura y sin alma, donde está ocurriendo algo impensable, fuera del mundo y de todo lo que sea humano. Hay otro punto en común muy fuerte y evidente según mi parecer y es el poder oculto de los medios. Oceanía está invadida por televidentes y está bajo el control del Gran Hermano: en Oceanía todos son observados y hay una gran presencia de la televisión, de los medios en general que cancela el libre pensamiento y mantiene el individuo enfardado. EnI Cannibaliaparece el mismo tema, como los medios manipulan y controlan la mente de las personas: el joven mudo, capturado, es enseñado (adoctrinado) por la televisión, y tratado como si fuera un animal, espectacularizado, convertido en objeto, privado de su humanidad se convierte en un producto comercial, algo para atraer un público no pensante.

La gente que se mueve en la ciudad está siempre vigilada por la policía que le impide de enterrar los cadáveres. La única que se da cuenta de la absurdidad de la situación es Antígona que acaba matada propio por su humanidad.“I Cannibali” es un film político, forma parte del conjunto de expresiones cinematográficas europeas de finales de los años 60 y principios de los 70 que idolatraban el espíritu político del Mayo Francés del ’68.

Cavani ambienta el cuento en un futuro hipotéticamente muy cercano, pero el mensaje que pretende sugerir sobrepasa cualquier situación temporal dirigiéndose contra cada forma de violencia institucionalizada que encarcela el individuo en rígidos y alienantes modelos conductuales y culturales convirtiendo el sentido crítico, haciéndolo funcional al poder.

Estado, familia e ideología pueden ser puestos en crisis solo a través de una acción resultante de un credo interior, lejos de las especulaciones intelectualista y fuera de los límites de la palabra.

4 Response Comments

  • Lia Anna  23/10/2018 at 15:58

    Articolo molto interessante, davvero fascinata dalla comparazione cinema e letteratura .

  • Martina  13/11/2018 at 11:36

    Molto interessante!

  • Feffo  13/11/2018 at 20:18

    Non sapevo esistesse, ottimo articolo

  • Andreea  13/11/2018 at 22:49

    Wow, davvero interessante! Mi è venuta voglia di vedere il film! 🙂

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.