| contacta@parloitaliano.com | tel. 934-549124
Savoca, antigüedad y misterio

Hoy vamos a hacer un viaje en el tiempo, en la antigüedad, vamos a conocer juntos la Sicilia de hace unos años, en un pequeño pueblo donde parece que el reloj se haya parado para dejarlo todo exactamente como era y como siempre ha sido, vamos a descubrir Savoca, uno de los borghi più belli d’Italia, los pueblos más bellos de Italia.

Savoca es un pueblo muy pequeño, en el centro histórico no alcanza los 1000 habitantes, y se encuentra en la costa jónica de Sicilia, muy cerca de la más famosa y conocida Taormina, a pocos kilómetros del mar, agarrada a dos colinas que configuran y delimitan su pequeño área urbano. Llegando desde el mar, lo primero que nos encontramos es la plaza principal, Piazza Fossia, que es el centro turístico y social del pueblo: podemos escoger uno de los bares que ahí están para tomarnos una granita o para comer un trozo de focaccia bajo la sombra de los árboles. Uno de los bares puede que os suene, se llama bar Vitelli y salió en una de las películas más famosas del último siglo, “El Padrino”, cuyas escenas italianas fueron grabadas justo en Savoca y en otro pueblecito muy cerca de aquí.

 y misterioSavoca, antigüedad y misterio

La escena de la boda en la pelicula “El Padrino”, grabada en frente de la iglesia de Santa Lucía

Después de degustar nuestra granita, podemos empezar a dar una vuelta por las callejuelas de la ciudad, hasta encontrar la iglesia de San Michele, que está siendo restaurada para preservar su interior barroco. En el sencillo exterior de la iglesia destacan dos portales góticos de influencia catalana. A pocos metros de esta iglesia, encontramos el Museo comunale storico etnografico, que puede ser visitado para conocer más sobre la vida campesina y la sociedad de Savoca y de la Sicilia de hace unos siglos. Más adelante llegamos a la iglesia de San Nicolò, también conocida como la de Santa Lucia, que, además, es la patrona de Savoca. Es una iglesia de origen medieval que ha sido ampliada y modificada durante varios siglos. Justo al lado de la iglesia, encontramos lo que hoy en día es el auditorio de la ciudad, construido dentro los restos de otra antigua iglesia. Siguiendo por la misma calle, que recorre todo el casco urbano, y después de pasar en frente de un hotel recién inaugurado, cuya estructura se ha creado aprovechándose de antiguas casas ya abandonadas, llegamos a la iglesia mayor de la ciudad, la Chiesa Madre. Ésta también data originalmente de la edad media y fue modificada mayormente en el siglo XVIII. En su interior encontramos a los dos lados del portal principal dos frescos bizantinos, recién descubiertos, así como varias capillas y estatuas; pero la parte más interesante está justo debajo del altar principal, donde, bajo una alfombra, hay una escotilla que conduce a un pequeño espacio subterráneo, donde antiguamente se dejaban los cadáveres de frailes y nobles de la ciudad para que se secasen y se convirtiesen luego en momias. En Savoca había una importante tradición de momificación y podemos ir a visitar la cripta de los capuchinos donde todavía están guardadas unas cuantas momias que datan de los siglos XVIII, XIX y principios del XX. Al lado de la Chiesa Madre encontramos una casa con un ajimez de origen del siglo XV.

Como ya os he dicho, el pueblo de Savoca está construido sobre dos colinas. La Chiesa Madre está justo en la base de una de ellas, la llamada Calvario, y donde se hace, cada semana santa, la representación de la pasión de Cristo, la via Crucis; antiguamente los devotos de la ciudad solían subir los duros escalones de piedra de esta colina trepándolos sobre sus rodillas. La otra colina es donde se encuentra el antiguo castillo de Pentefur, que ahora no es visitable debido a sus condiciones, pero es visible desde muchos puntos de la ciudad, por estar justo en la cima de la colina, en posición estratégica.

Savoca, antigüedad y misterio

Vista de una de las colinas del pueblo, con el castillo de “Pentefur” en su cima

Pero no es sólo iglesias y monumentos lo que hace de Savoca un sitio único: hay también tradiciones populares, fiestas y demás, como la de Santa Lucia, cuyos orígenes datan del siglo XVII. Una niña de alrededor de siete u ocho años, perteneciente a una familia de la ciudad, representa a la misma Santa Lucía y es llevada en procesión, vestida de blanco, por las calles, atada a una cuerda tirada por dos bueyes. Acompañan también la procesión algunas decenas de chicos disfrazados de soldados romanos, que tiran de la cuerda, y otro personaje, disfrazado de diablo (“u diavulazzu”), con una máscara tradicional, que, con un horcón, molesta a la niña: su desafío, entre todas estas molestias, es el de permanecer enfocada en una hoja plateada de palmera que ella tiene en sus manos y que representa su martirio. Al final de la procesión, la niña, ya liberada, saluda a la multitud y los bueyes son liberados por las calles de la ciudad, probablemente una huella de la dominación española que estuvo en Sicilia por varios siglos.

Savoca, antigüedad y misterio

Un momento de la procesión de Santa Lucía, con la niña y “u diavulazzu”

Desdichadamente, no es fácil contaros y enseñaros bien lo que este pequeño pueblo representa para mí, pero espero haberos suscitado curiosidad y veros pronto por allí.

2 Response Comments

  • Milena  28/02/2018 at 14:02

    No conocía esta ciudad Savoca es la primera vez que escucho este nombre, es un artículo muy interesante y no perderé la oportunidad de visitarla!!!

  • gianfranco mozzali  18/03/2018 at 20:19

    città ricca di fascino e di storia, spesso dimenticata, bravo a riproporla

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.